jueves, 20 de diciembre de 2007

Etiqueta en la mesa

Cuando nos sentamos en la mesa, es un momento clave para demostrar nuestra buena educación. ¿Cómo debemos aplicar el protocolo y la etiqueta?




En cuanto a la ordenación de los comensales:

El anfitrión, generalmente, se sienta en el lado principal de la mesa. Cuando se invita a familiares o amigos muy especiales, un gesto cortés consiste en ceder su asiento a este invitado (un criterio a utilizar es el de la edad).
Otras reglas que se pueden seguir son: evitar que las parejas se sienten juntas y, si se trata de una mesa rectangular, procurar que las señoras no se sienten en los extremos.

En cuanto a la etiqueta de los comensales:

Aunque el almuerzo o cena se esté celebrando en casa, no podemos olvidar que es un momento especial. Por lo tanto, nos vestiremos para la ocasión con elegancia, alguna joya, bien peinados y maquillados discretamente. La persona que se ocupe de servir la mesa debe tener un especial cuidado con las mangas y presentar las uñas arregladas.

El montaje de la mesa

Podemos disponer de una buena mesa de comedor (redonda, rectangular, ovalada) o tener que montarla para esta ocasión. En todo caso, es conveniente seguir las siguientes pautas:

-comprobar el estado de las patas de la mesa
-colocar un muletón como base del mantel: amortigua el sonido de cubertería y vajilla, hace más confortable el uso de la mesa y la protege si se derraman líquidos o salsas
-vestir la mesa con el mantel apropiado: al mediodía, se admiten los colores; en la cena, se considera más adecuado el color blanco. Servilletas de tela, no de papel
-colocar los centros de mesa: flores al mediodía y candelabros con velas por la noche
-a la derecha del plato se coloca la cuchara, los cuchillos y la pala de pescado; a la izquierda los tenedores. En la parte superior del plato se sitúan los cubiertos de postre: primero (en la parte exterior) el cuchillo con el mango hacia la derecha, segundo el tenedor con el mango hacia la izquierda y después, la cucharilla con el mango hacia la derecha
-las copas se colocan enfrente de los platos, horizontalmente, en este orden de derecha a izquierda: 1º, jerez; 2º, vino blanco; 3º, vino tinto; 4º, agua; 5º, champaña o cava; 6º, copa de licores (ésta última, un poco detrás de la de champán)
-a la izquierda del servicio, se coloca el pan, en un plato pequeño, de porcelana, cristal o plata; a la derecha, un plato pequeño de porcelana o cristal para la mantequilla, con cuchillo, apoyada su punta en el filo del plato con el mango hacia la derecha
-la servilleta se dispone para su uso encima del plato

Orden de servicio y maridaje con el vino

Los alimentos se pueden servir desde la bandeja o emplatados. En el primer caso, se sirven desde la izquierda del comensal; en el segundo, desde la derecha.

El orden será: entremeses/marisco, sopa o consomé, pescado, carne y postre. Cada plato se consumirá utilizando los respectivos cubiertos y "casará" con un determinado vino:

Entremeses: se comen con cuchillo y comedor trincheros (de postre también son válidos). Vino blanco (frío, no helado)

Mariscos: el cóctel de marisco, con cucharilla de café y tenedor de pescado (colocados a la derecha del plato); langosta, centollos, otros crustáceos: tenacillas o pinzas a la derecha y tenedor de pescado, a la izquierda. Vino blanco seco. !No olvidar el lavamanos o lavadedos!

Pescados: pala y tenedor; en algunos guisos se utiliza la cuchara de consomé (colocada a la derecha de la pala de pescado). Vino blanco seco. Vino rosado (para bacalao y pescado en salsa verde).

Carnes: tenedor y cuchillo trincheros. Vino tinto, que debe descorcharse al menos media hora antes de ser utilizado (para que se oxigene y adquiera la temperatura ambiente).

Otros consejos importantes

-Comenzar con vinos blancos y acabar en tintos
-Si para cocinar un plato se utiliza un vino, éste será por lo menos uno de los que se sirvan en la mesa
-Si se bebe un solo vino, la elección se hace en base a la comida principal
-El cava se sirve siempre muy frío, en copa alta tipo flauta

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Premios de ARPAS 2007

PREMIOS ARPAS 2007


La Asociación Asturiana de Comunicación, Relaciones Públicas y Protocolo del Principado de Asturias (ARPAS), entregó los Premios correspondientes al año 2007. Las distinciones están formadas por un diploma, trofeo y Cruz de la Victoria y tienen como objetivo premiar a aquellas personas, instituciones o empresas distinguidas por su valor, importancia y vinculación con el Principado.

La ceremonia, sencilla y emotiva, fue dirigida por Don Luis Blanco, presidente de ARPAS, quien estaba acompañado en la mesa presidencial por las siguientes personas y autoridades:

- Doña Isabel Pérez-Espinosa, concejala de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Oviedo
- Doña Gabriela Muro de Zaro Otal, hija del benefactor Don Juan Muro de Zaro (q.p.d.)
- Don Enrique Fernández, Jefe de Protocolo y Relaciones Institucionales del Excmo. Ayto. de Oviedo
- Don Jose María Sauras, vicepresidente de la Asociación y relaciones públicas.

En esta ocasión, los premiados fueron:

La Universidad de Oviedo, que recibió el premio en la categoría de Premio Extraordinario a Instituciones. La institución, que celebra en el 2008 el 400 aniversario de su fundación, estuvo representada por D. Juan A. Vázquez, Rector Magnífico de la Universidad de Oviedo. Entregó el premio Don Luis Blanco, presidente de ARPAS y, tras la entrega y posterior discurso del Sr. Vázquez, se reprodujo el solemne himno universitario Gaudeamus igitur.

Don Severino García Vigón, presidente de la FADE y de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Oviedo, recibió el premio en su categoría de Personas. Con esta distinción, entregada por Doña Isabel Pérez-Espinosa, ARPAS quiso honrar a una persona muy dinámica y acreedora de una larga lista de méritos y cargos empresariales.

Padrinos Asturianos, O.N.G. creada por el sacerdote asturiano Reverendo Don José Pérez Álvarez ( Padre Suárez )en el año 2003, con el objetivo de trabajar y lograr fondos para ayudar a los niños desamparados de Colombia, estuvo representada por su presidente Don Santiago Silva, quien recibió el Premio Arpas a Instituciones de manos de Don Jose María Sauras.

El Grupo Alimerka, S.A., recibió el premio en su categoría de Empresas Ejemplares. Esta empresa, de forma paralela a su desarrollo, ha creado una Fundación que lleva su nombre y que desarrolla un importante papel en el plano social. En esta ocasión, estuvo representada por Don José Luis Mallada, Director General del Grupo, quien la recibió por parte de Don Enrique Fernández, Jefe de Protocolo del Ayto. de Oviedo.

Don Luis Mugueta Sanmartín, director del diario “La Voz de Asturias” (Grupo Zeta), fue distinguido con el Memorial “Muro de Zaro” a la Comunicación. El premio fue entregado por Doña Gabriela Muro de Zaro Otal, hija del benefactor, y a través de él, la Asociación deseó premiar la profesionalidad y el buen hacer de este periodista.

Don Ignacio Martínez Suárez, Experto en Protocolo y Jefe de Protocolo del Excmo. Ayto. de Avilés, recibió el Premio ARPAS de Protocolo, que fue entregado por Don Luis Blanco, Presidente de la Asociación. Además de un gran profesional de la organización de actos, el Sr. Martínez Suárez es un docente muy acreditado que ha colaborado con los mejores centros españoles de la materia.

Entre los invitados, se encontraban importantes personalidades del mundo político, empresarial y social del Principado: Doña Pilar Varela, alcaldesa del Ayto. de Avilés, Don Luis Arias de Velasco, Presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Don José Cosmen Adelaida, Presidente de Alsa S.A., D. José R. Alcalá, Comandante Naval del Ejército, D. Baldomero Argüelles, Delegado de Defensa en el Principado, y una larga lista prolija de nombrar.

Tras el acto (supervisado en todo momento por Doña Bárbara Monteserín, secretaria de ARPAS), responsables de la Asociación, premiados y resto de invitados disfrutaron de una copa en un espectacular escenario: la zona de antiguos depósitos del Auditorio de Oviedo. Un broche ideal para un acto que, promovido por acreditados profesionales del Protocolo, Comunicación y Relaciones Públicas, estuvo marcado por la sencillez, respeto y cariño entre todos los participantes.