lunes, 26 de febrero de 2007

Óscar en Los Ángeles: Protocolo

El 26 de febrero tuvo lugar una nueva edición de la ceremonia de entrega de los Oscar y, un año más y valoraciones de los premios aparte, hemos asistido a la mejor gala que de estas características se desarrolla en el mundo. Los americanos son maestros en el arte del ceremonial y se toman muy a pecho la aplicación de las normas que el protocolo y la etiqueta aconsejan para estos actos, de los que podemos destacar los siguientes:

- Etiqueta de los participantes: Las estrellas invitadas son vestidas por los mejores diseñadores del mundo, por lo que este hecho no merece una mención especial. Pero en este caso, brillan con luz propia los profesionales de los medios de comunicación, que se visten, maquillan y aderezan como si fueran los propios candidatos a los premios. Los reporteros gráficos, por su parte, se visten también de rigurosa etiqueta y, de esta forma, contribuyen a que la gala ofrezca una imagen integral de glamour, elegancia y distinción. Todos son actores del mismo escenario y deben dar lo mejor de sí.
- Alfombra roja: La alfombra roja es uno de los elementos más importantes de una ceremonia; marca la entrada de los participantes y les confiere la dosis justa de protagonismo y realce que los participantes en un acto de envergadura necesitan; quien pisa la alfombra roja está, por unos momentos, señalando su importancia y marcando su protagonismo.

Tras este breve comentario, lanzo una pregunta: ¿por qué la Academia del Cine española, en cuya ceremonia anual de entrega de premios se observa una influencia clara de la americana, no otorga ningún tipo de importancia al protocolo? En la última edición de la gala, los fallos fueron frecuentes: Ángeles Glez.-Sinde no respetó el orden de precedencias en los saludos de su discurso, el acto de entrega del “Goya de honor” fue anodino y soso y, sobre todo, ¡la alfombra roja fue sustituída por una de color verde, con firma publicitaria!

domingo, 4 de febrero de 2007

Bienvenidos

Hola a todos, estimados amigos del mundo del Protocolo y la Comunicación. Hace tiempo que deseaba asomarme al mundo de los blogs y, desde el principio, supe que si algún día lo hacía, sería para hablar de estas disciplinas (de las que tanto se habla en los medios de comunicación, aunque con un gran desconocimiento). Mi propósito es comentar aspectos de los diversos actos políticos, sociales o de cualquier otra índole que tienen lugar en España y en el mundo: organización, desarrollo de la ceremonia, imagen y comunicación, etiqueta, ... para aportar sugerencias, opiniones o críticas.